Píldoras Anti-Lefebvristas 1

Lefebvre

Una página de Facebook llamada “Varón Católico” tiene varias publicaciones anti-sedevacantistas basadas en puros sofismas y manipulaciones grotescas de la teología católica. Por la gran susceptibilidad de los incautos e ignorantes que al leer dichos textos podrían terminar dándole fe a su contenido, me he propuesto refutar algunos, para que queden evidenciados en su mentira y terrorismo teológicos los lefebvrones desesperados de la pérfida Fraternidad Sacerdotal San Pio X y todos sus hijos e hijastros espirituales.

1 – Sobre la misa una cum (publicado el 26 de julio del 2018)

“Pero, ¿no tienen razón los sedevacantistas al rehusarse a nombrar al Papa en la Misa para mostrar que no están en comunión (una cum) con un hereje (al menos materialmente) y sus herejías?

La expresión una cum en el Canon de la Misa no significa que uno afirma estar “en comunión” con las ideas erróneas del Papa, sino más bien que uno quiere rezar por la Iglesia “y por” el Papa, su cabeza visible.

Para estar seguros de esta interpretación, además de leer los estudios de los eruditos realizados sobre esta materia, basta con leer la rúbrica del misal para la ocasión de un obispo que celebra Misa. En este caso, el obispo debe rezar por la Iglesia una cum… me indigno fámulo tuo, lo cual no significa que reza “en comunión conmigo… tu indigno siervo” (¡cosa que no tiene sentido!), sino que reza “y por… mí, tu indigno siervo”

Refutación

El argumento es tan simplón que solo a un ignorante podría confundir, pues es sofístico de punta a cabo.

Sigue leyendo

Sobre la Reforma Litúrgica de Pablo VI

Réplica al artículo del “jesuita” Raúl Arderí sobre la Reforma Litúrgica de Pablo VI

Réplica a Raúl Arderí

pablovi-principal-k6MH-U301225964824MMC-620x420@abc

Mañana domingo 12 de enero del 2020 saldrá publicado en la hoja dominical de la iglesia modernista “Vida Cristiana”, la segunda parte del artículo “LA REFORMA LITÚRGICA DE PABLO VI”,  escrito por el “jesuita” Raúl Arderí, en calidad de ministro de la iglesia conciliar. No tenemos el gusto de conocer al autor, pero por los contenidos de su artículo se evidencia la carencia más elemental de nociones de historia de la Iglesia y de la Liturgia. Analizaremos oración por oración su artículo, destinado a confundir a los miles de inocentes “católicos” que todos los domingos leen acríticamente los artículos de Vida Cristiana con la ingenuidad de pensar que leen doctrina católica.

Nota: Las citas del artículo estarán entre comillas, en cursiva y color rojo.

+++

 “Cincuenta años atrás, el 3 de abril de 1969, el Papa Pablo VI promulgó la Constitución Apostólica con la cual se modificó el Misal Romano, uno de los frutos más importantes de la reforma litúrgica promovida por el Concilio Vaticano II (1962-1965).”

Los cambios se clasifican en dos tipos: cambios sustanciales (que modifican la esencia de las cosas) y cambios accidentales (que no la modifican). Un ejemplo de c. sustancial es la combustión de un papel, y un ejemplo de c. accidental es la pintura de un papal. En el primer caso, la esencia de “papel” desaparece, o mejor dicho, es destruida por la acción del fuego. En el segundo caso, la esencia de “papel” continúa siendo y existiendo (valga la redundancia), y el cambió de color no alteró ni modificó la naturaleza o esencial del papel.

Pio XII en la Mediator Dei enseña:

    1. La Jerarquía eclesiástica ha empleado siempre este su derecho en materia litúrgica, instruyendo y ordenando el culto divino y enriqueciéndole con esplendor y decoro siempre renovados para gloria de Dios y bien de los hombres. Tampoco ha dudado, por otra parte, salvo la sustancia del Sacrificio Eucarístico y de los Sacramentos, en cambiar lo que no creía apropiado y añadir lo que mejor parecía contribuir al honor de Jesucristo y de la Santísima Trinidad y a la instrucción y saludable estímulo del pueblo cristiano.
    2. La Sagrada Liturgia, en efecto, consta de elementos humanos y de elementos divinos: estos últimos, habiendo sido instituidos por el Divino Redentor, evidentemente no pueden ser alterados por los hombres; pero aquellos, en cambio, pueden sufrir varias modificaciones, aprobadas por la Sagrada Jerarquía, asistida del Espíritu Santo, según las exigencias de los tiempos, de las circunstancias y de las almas. De aquí nace la, estupenda variedad de los ritos orientales y occidentales, de aquí el desarrollo progresivo de particulares costumbres religiosas y prácticas de piedad, de las que apenas se tenía un leve conocimiento en tiempos anteriores; a esto se debe que con cierta frecuencia sean nuevamente empleadas y renovadas piadosas instituciones, borradas por el tiempo. Todo esto testimonia la vida de la Inmaculada Esposa de Jesucristo durante tantos siglos; expresa el lenguaje empleado por ella para manifestar a su Divino Esposo su fe y amor inagotables y los de los pueblos a ella encomendados; demuestra su sabia pedagogía para estimular y acrecentar de día en día en los creyentes el «sentido de Cristo».

Otras ideas nuestras. a) Los cambios accidentales de la liturgia siempre han sido hacia adelante, y nunca hacia atrás. Es como la evolución de una persona que cuando tiene 1 año es menor que cuando tiene 5 años, y a su vez que cuando tiene 15 años. Pero nadie puede “crecer” entre los 14 y 15 años retornando a la madurez, talla, peso y fortaleza que tenía cuando tenía 2 años. Todo progreso es hacia adelante, nunca hacia atrás.

b) La supuesta sencillez de la liturgia cristiana de los 3 primeros siglos no es por lo que alegan los modernistas de ahora y de siempre, esto es, porque aquellos cristianos eran menos clericales, más activos y participativos, sino por una sencilla razón circunstancial histórica: las persecuciones a las que estaba sometida la Iglesia. Como se sabe la Iglesia primitiva no tenía templos como los poseyó después de la Paz que le otorgó el emperador Constantino, por tanto, los sacramentos se celebraban en condiciones mínimas y muy precarias. Pero apenas tuvo paz la Iglesia para organizar sus acciones litúrgicas al aire libre, rodeó de venerables ritos a los sacramentos, consciente de la grandeza de los misterios que celebrara.

c) El papa Pio XII condenó la pretensión de simplificar la liturgia alegando la supuesta sencillez del cristianismo primitivo en la encíclica Mediator Dei de 1947. Dicha tendencia herética de simplificar la liturgia recibió el nombre de arqueologismo, precisamente porque pretende resucitar formas litúrgicas “muertas” muy antiguas, que la Iglesia enriqueció apenas tuvo condiciones para ofrecer el culto divino con entera libertad.

Sigue leyendo

Usurpación del Trono Papal (1958 -…)

Entre finales del siglo XIX y principios del XX, surgió en la Iglesia una herejía funesta y devastadora. Dicha herejía fue conocida por el nombre de ¨modernismo¨ y pretendía cambiar los fundamentos mismos de la Iglesia en función de los intereses del mundo moderno. Fue condenado solemnemente por el papa San Pio X en 1907, llamando al modernismo ¨cloaca y síntesis de todas las herejías¨, es decir, suma de todos los errores doctrinales que habían existido hasta el momento.

No obstante, los modernistas ocuparon puestos de poder en la Iglesia gracias a sus artimañas, ya que ocultaban sus ideas heréticas para poder ascender en cargos de posición en la Iglesia. Así muchos llegaron ser obispos y cardenales. En su afán de cambiar la Iglesia infiltraron seminarios, universidades, obispados, conventos y parroquias, esperando el momento de que fuera ¨elegido¨ un ¨papa¨ que respondiera a sus impíos intereses. Es así que después de la muerte del papa Pio XII en octubre de 1958, el obstáculo fue retirado y se abrió la ¨caja de pandora¨, saliendo de ella los antiguos fantasmas modernistas que estaban al asecho.

El candidato por tanto tiempo esperado por los modernistas fue Juan XXIII, quien contaba con un historial comprometido con la causa de ellos. La manera utilizada por él, para institucionalizar el modernismo en la Iglesia, fue la convocatoria del ¨Concilio Vaticano II¨ (1962-1965).

Sigue leyendo

Nueva Fotos de Mons. López-Gastón

Mons. López, P. Rama y P. Malaqui Martin

En dicha foto se puede apreciar al Padre Malachi Martin (1921 – 1999) a la izquierda de Mons. López-Gastón, y en la otra parte de la mesa al P. Rama P. Coomaraswamy (1929-2006)

Padre Malachi Martin

Martin

Padre Rama P. Coomaraswamy

Rama

 

Daños que provocan las malas lecturas – 1

Fragmentos tomados del Discurso se S.S Pío XII a los recién casados, el 7 de agosto de 1940.

1-Las Malas lecturas son un veneno y un peligro para todos.

Pues vosotros debéis persuadiros de que hay libros Malos ,y malos para todos ,a semejanza de aquellos venenos contra los cuales nadie puede decirse inmune.Como en todo hombre la carne está sujeta a las debilidades y el espíritu está pronto a las rebeliones, así tales lecturas constituyen un peligro para todos.

Los Hechos de los Apóstoles cuentan que ,durante la predicación de San Pablo en Efeso ,muchos de los que habían andado tras las vanas artes y supersticiones ,llevaron sus libros y los quemaron públicamente;calculando el valor de estos escritos de magia así convertidos en ceniza, se encontró que ascendía a más de cincuenta mil denarios (Act 19, 19)

Después en el curso de los siglos, los Romanos pontífices tuvieron cuidado de hacer publicar un catálogo o índice de libros cuya lectura está prohibida a los fieles ,advirtiendo bien, al mismo tiempo que otros muchos, aunque no estén explícitamente nombrados, caen bajo la misma condenación y prohibición porque son dañosos a la fe y a las buenas costumbres (Comentario propio: Dicho índice fué abolido por el Antipapa Montini más conocido como Pablo VI el cual dió cabida a que innumerables fieles sin pena alguan tuvieran la libertad de leer todo tipo de literatura abominable y aceptar devociones como la llamada y muy famosa en el Modernismo “Divina Misericordia” impuesta y expandida por el Antipapa Juan Pablo II, una perfecta estrategia de los enemigos de la Iglesia para llevar más almas al infierno y al error.)

¿Quién podría maravillarse de semejante prohibición por parte de aquéllos que som los tutores de la salud espiritual de los fieles? ¿La sociedad civil no procura también, con sabias normas legislativas y profilácticas, impedir la acción deletérea de las subtancias tóxicas en la economía doméstica e industrial,y rodear de cautelas la venta y el uso de los venenos,especialmente de los más nocivos?

Si os recordamos este grave deber es a causa de la extensión del mal ,facilitada actualmente por la amplitud siempre creciente de la producción librera, así como por la libertad que muchos se atribuyen de leerlo todo.Pero no puede existir una libertad de leerlo todo ,como no hay libertad de comer y beber todo lo que se tiene a mano ,aunque sea la cocaína o el ácido prúsico.