LA ELECCIÓN DE LINO II

Por el Dr. Homero Johas

El 29 de junio de 1994, fiesta de San Pedro, en la capilla situada junto al Hotel Europa, en Asís, en el monte Subiaco, donde nació San Francisco, católicos de varias naciones, clérigos y legos, eligieron como papa al Reverendo Padre Víctor von Pentz, de  41 anos, del rito bizantino de San Juan Crisóstomo y que tomó el nombre de Lino II.

La razón de la elección fue el deber de Derecho divino, ligado al dogma de fe de los perpetuos Sucesores de Pedro: el deber de extinguir la vacancia. Esta era evidente por las herejías públicas del Concilio Vaticano II, obra de la Masonería, contra la Iglesia de Cristo. El Magisterio dogmático y canónico de la Iglesia enseña la vacancia “ipso facto” por el delito contra la fe, público y notorio, separando de la Iglesia el delincuente por la propia naturaleza de su pecado. El deber de extinguir la vacancia, en los casos de necesidad, faltando los electores designados por Derecho humano, desciende a los miembros inferiores de la sociedad de Derecho divino que, por eso mismo, no puede permanecer acéfala. Sin el vínculo del principio visible de la unidad la sociedad se disuelve.

Después de la refutación que hicimos en la revista “Roma”, de las herejías de Mons. Lefébvre y Dom Mayer, de Mons. Guerard des Lauriers y del “sedevacantista” inglés, John Dale, auxiliado por el Sr. Araí Daniele, el Dr. Roberto Gorostiaga, de Argentina tomó la iniciativa de promover un conclave para la elección de un Sucesor de Pedro.

Dr. Gorostiaga financió la mayor parte de los costos del Con­clave. Y Mons. López Gastón, de los Estados Unidos, invito las personas hacer el conclave. La cita fue para el 25 de junio de 1994.

Vinieron personas de varias naciones:

  • Mons. Thomas C. Fouhy, de 86 años, de Nueva Zelanda.
  • Mons. Emmanuel Korab, de la República Checa.
  • Mons. José Franklin Urbina Aznar, de Yucatán, México.
  • Diácono José E. Chaves, México.
  • Sr. Osvaldo Ancona, México.
  • Padre Víctor von Pentz, Sudáfrica.
  • Mons. José López Gastón, Estados Unidos.
  • Sr. Rudolf Gestner, Alemania.
  • Dr. Elisabeth Gerstner, Inglaterra.
  • Dr. Homero Johas, Brasil.
  • Dr. Roberto Gorostiaga, Argentina.
  • Sra. Ruth Johas.

Imposibilitados de estar presente y que apoyaron la elección:

  • Mons. Pintonelo, Italia.
  • Mons. Harold Norwood, Irlanda del Norte.
  • Mons. Michel Main, Francia
  • Profesor Tomás Tello, España
  • Dr. Rama Coomaraswamy, Estados Unidos
  • Profesor Gabriel Petcoz, Austria.
  • Padre José von Zieglavner, Tirol.
  • Padre Bruno Boury, Francia
  • Sr. M. Thum, Alemania
  • Señorita Karim Neges, Austria.
  • Dr. Hans Jurgen Bertram, Alemania.
  • Sr. Leopoldo Rojas, Bolivia.

La elección requirió nueve escrutinios. El Padre de Sudáfrica, Víctor von Pentz, fue el electo.

Estudió en los Estados Unidos, en la Fraternidad San Pio X. Fue or­denado sacerdote por un obispo de Ucrania. Se resistió tenazmente para no aceptar el cargo, solo acepto después de larga reflexión.

El número de los electores no influyó en la validez de la elección. Si pensamos que la“nueva iglesia” engaña a mil millones de personas, que los seguidores de la Fraternidad San Pio X y de la Unión Sacerdotal S.J.M. Vianey aceptan un papa herético. Y que lo mismo hacen los seguidores de Mons. Guerard des Lauriers.

Y que los obispos que se dicen “sedevantistas” como Mons. Pivarunas, rechazan el“deber gravísimo y santísimo” de elegir un papa. Y que otros callan en las tinieblas el deber de proclamar su fe. Entonces se comprenderá que el número de los electores que se someten al derecho divino es diminuto como en los tiempos de Noé eran pocos los que estaban en la Arca de la salvación. El objetivo de la Masonería es la “acefalia perene”, y vimos que, con ella, trabajan legos y clérigos.

No se discute la validez de la elección de Lino II con per­sonas que siguen al heresiarca Jansénio diciendo que Dios manda cosas imposibles. El Magisterio de la Iglesia ya refutó a estos. Lino II, electo, visitó Roma, la tumba de San Pedro, la Iglesia de San Juan de Letrán.

Entretanto, ocurrió con Lino II un hecho no común: él quiso mantenerse incógnito y sin anunciar su elección, cuando la Iglesia es una entidad de Derecho Público y un papa es, y debe ser, un principio visible de unidad de fe y de régimen. Por largos años no se comunicó con nadie. No respondió las cartas. ¿Había perdido el cargo por eso? Los mismo que lo eligieron se sintieron apartados de él, por su obrar. Cerca de dos años consta que renunció al cargo.

La elección fue válida. Existió la aceptación del cargo. El que tenga el efecto después es de responsabilidad personal de él. La Historia debe registrar los actos como ocurrieron. Si hubo “renuncia” formal la vacancia continua. Y también el “deber” de extinguirla “gra­vísimo y santísimo”.

Releyendo una Carta de Mons. López Gastón, de 1994, leemos lo siguiente referente al Sr. Arai Daniele, ligado a la “acefalia perene”, herejía del Sr. Jonh Dale:

“En cuanto Daniele, no se lo que tenga contra mi (,„). En octubre de 1993, se puso en mi contra, en Fátima, cuando le hable de un conclave para junio de 1994. Desde entonces hace campaña contra mi”. Eso explica porque en 2009, trajo a Mons. Pivarunas para Volta Redonda y luchó por separarme de “Coetus fidelium”. Su resistencia al Magisterio de Derecho divino explica lo que tenia el contra Mons. López Gastón y lo que tiene contra mi. La “secta de los acéfalos” es una realidad visible.

Traducción: R.P. Manuel Martínez Hernández

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s