CRONOLOGIA DE LA PERSECUCION RELIGIOSA EN CUBA

“La Iglesia exhorta, por último, a los fieles de los países donde ella vive libremente, a darse cuenta del peligro y los previene de nuevo contra el espejismo de una falsa coexistencia, como si entre la fe católica, la concepción del mundo católico y aquel sistema pudiera haber un acuerdo, se pudiera llegar a un acercamiento íntimo. Hay una coexistencia en la Verdad. En alguna ocasión anterior  hemos hablado de ella, y añadimos a lo dicho entonces: La Iglesia católica no apremia a nadie para pertenecerle; exige, sin embargo, la libertad de poder gobernar a sus fieles y predicar libremente el mensaje de Cristo, según su constitución y su ley. Esto es, naturalmente, la base indispensable para una coexistencia sincera”.

Pío XII, Radiomensaje al LXXVII Katholikentag, 2 de septiembre de 1956.

“Por razones de propaganda, los dirigentes comunistas niegan algunas veces que ellos sean adversarios de la religión. Pero esto viene a ser desmentido por los hechos innegables. En cualquier parte que el comunismo llega al Poder, tarde o temprano la Iglesia se ve privada de sus más evidentes derechos y está sometida a persecuciones violentas. Consecuentes con la doctrina, también la actuación de los comunistas es materialista”.

“El Decreto del Santo Oficio sobre el comunismo táctica abrir los ojos a los católicos que se dejan engañar por las falsas palabras de los propagandista del comunismo. Más claro que todas las palabras hablan los hechos”.

L’Osservatorio Romano, 27 de julio 1949.

+++

Enero de 1959: La Revolución Victoriosa llega al poder. De diversas partes se pregunta sobre las amenazas comunistas que lleva en sí. Castro contesta: “Nada debo a los comunistas“. “Cuba inaugura una era nueva que irá en sentido cristiano”. El P. Llorente, director de la Agrupación Católica Universitaria, da su testimonio: “Una nueva historia se hace en Cuba, en la que el espíritu cristiano prevalece sobre el materialismo pagano”.

Febrero de 1959: La depuración y los juicios popularesprovocan gran emoción en el mundo. Monseñor Pérez Serantes, Monseñor Müller y Monseñor Villaverde apelan a la clemencia, aunque subrayando que las penas de muerte están justificadas: los condenados son criminales notorios.

En una carta pastoral, Monseñor Serantes dice en nueve puntos lo que pudiera ser el programa de la Revolución, con esta “exposición de motivos”: “Sobre las ruinas de un régimen derrocado va a construirse otro, que no debe parecerse al anterior: de lo contrario ¿para qué han servido tantos sufrimientos y tantas muertes? Lo que pedimos, lo que esperamos, es una república claramente democráticadonde todos los ciudadanos puedan disfrutar de la plenitud de sus derechos humanos, una república donde, sin igualdades utópicas, todos se sientan tratados con una dignidad igual. Pedimos que, como cada mañana el sol brilla para todos, cada día nadie carezca del pan cotidiano; que nadie carezca de un trabajo equitativamente retribuido y que todos reciban oportunidades iguales para una educación humana”.

Marzo de 1959: De acuerdo con el laicismo estataldispuesto en la Constitución, el Gobierno suprime la enseñanza religiosa de las escuelas públicas. Poco antes empero, el Episcopado había publicado una carta colectiva al respecto en que se inquietaba de ciertas “ambigüedades” de la legislación que estaba en estudio. Pero, hablando de Castro, declaraba que “no hay razón para negarle la confianza”. Aparece la primera señal de abierta hostilidad contra la escuela privada, cuando se publica en el periódico “Revolución”, órgano del Gobierno, un editorial titulado; “Educación Romana ¿Para Qué”, en el cual se afirmaba la necesidad de prescindir de los principios católicos en la educación de la juventud cubana.

Abril de 1959: Los sacerdotes católicos habían organizado una amplia campaña alfabetizadora desde el comienzo de la Revolución,  hasta que les fue prohibida por el Gobierno, llegándose incluso a expulsar al Rvdo. P. Cipriano Cavero, S. J. Capellán de la Sierra Maestra y ciento veinte profesores católicos del Campamento de Managua, por orden del Ministro de las Fuerzas Armadas, que había nombrado Director de Cultura del Ejército, al comunista Osmani Cienfuegos, actual Ministro de Obras Públicas y Director de adoctrinamiento marxista a José Rivera, reeducado en Moscú. Se suprimen los crucifijos de los hospitales, y los auxilios espirituales y la celebración de la misa en la fortaleza de La Cabaña y demás instalaciones estatales.

Junio de 1959: Monseñor Evelio Díaz Cia se declara a fondo a favor de la Reforma Agraria, Monseñor Serantes expresa igualmente su acuerdo. Hace empero ciertas reservas sobre las inspiraciones marxistasque cree discernir detrás de algunos aspectos. El Arzobispo de Santiago se dice seguro de que Castro, “que está apartado de la tendencia marxista, sabrá llegar a la consolidación de su victoria revolucionaria”.

Sigue leyendo

Anuncios

Buenos Libros – CUBA CATOLICA

Ofrecemos a nuestros lectores una edición digitalizada por nosotros, de dos excelentes libros que todo católico debería leer en estos tiempos de confusión. Estará enteramente gratuito su acceso, a pesar del gran tiempo y trabajo que constituye la tarea de editar y corregir un texto. A cambio solamente pedimos una oración por nuestras intenciones y por nuestra perseverancia final. Santo Día!

Decadencia de la ciudad cristiana – Bouchet

El Poder Destructivo De La Dialectica Comunista – Julio Meinvielle

El chantaje de la izquierda – (El PSOE provoco la guerra Civil. Todas las pruebas)

Fuente: https://laverdadofende.wordpress.com/2013/06/17/el-chantaje-de-la-izquierda-el-psoe-provoco-la-guerra-civil-las-pruebas/

EL CHANTAJE DE LA IZQUIERDA.

Las falsedades de la Guerra Guerra Civil española.

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN

  1. ALEGANDO FALSOS MOTIVOS
  2. a) El peligro de fascismo en España
  3. b) La violencia de Falange Española
  4. c) Más pretextos
  5. d) No valen consejos: “la suerte está echada”
  6. PREPARARON LA GUERRA CIVIL
  7. DECLARARON LA GUERRA CIVIL
  8. HACER DE ESPAÑA LA SEGUNDA REPÚBLICA SOVIÉTICA DE EUROPA
  9. AL PRECIO QUE FUESE
  10. a) Al precio de continuar la Guerra Civil
  11. b) Al precio de una guerra civil dentro de la Guerra Civil
  12. c) Al precio de fracturar España
  13. FIELES DEFENSORES Y SUMISOS SERVIDORES DE UNA POTENCIA TOTALITARIA
  14. a) Socialistas bajo el influjo y servideumbre de Moscú
  15. b) La URSS Patria del proletariado, Paraíso de felicidad y progreso
  16. c) Fieles defensores de la URSS
  17. d) Represión contra los marxistas no sumisos a Moscú
  18. e) La República democrática de nuevo tipo
  19. IDEOLOGÍA Y RÉGIMEN POLÍTICO BASADO EN EL TERROR Y EN EL GENOCIDIO
  20. DURANTE LA GUERRA CIVIL MINTIERON AL PRINCIPIO
  21. a) Declaración encubierta de la Guerra Civil y silenciarla en caso de fracaso
  22. b) Farsa y pucherazo: febrero de 1936
  23. MINTIERON EN EL INTERMEDIO
  24. a) El fusilamiento del hijo de Largo Caballero
  25. b) La salida de todo el oro y la plata del Banco de España
  26. c) La huida del Gobierno del Frente Popular de Madrid
  27. d) La masacre religiosa
  28. e) Las víctimas del bombardeo de Guernica
  29. MINTIERON AL FINAL
  30. ACOMPLEJADOS Y CONSENTIDORES
  31. LIBERALES O DEMÓCRATAS

CONCLUSIÓN

BIBLIOGRAFÍA

Sigue leyendo

REVOLUCIÓN Y RELIGIÓN – 2da parte

Autor: Jose Luis Uribe Fritz

che_web

Los frentes de este ataque que hemos señalado y sus fases más determinantes, son los siguientes:
1.-Proceso revolucionario Filosófico-Ideológico-Político (primera fase): revolución francesa 1789.
-Persecución religiosa cruel y sanguinaria (primera fase).
-Prohibición legal de las instituciones religiosas (primera fase).
-Infiltración masónica-revolucionaria de la Iglesia (primera fase).
-Modificación del orden político-legal-institucional: leyes laicas (primera fase).
-Negación de la Revelación y la religión (primera fase).
Siglos XVIII y XIX. Esfera de acción: local y regional; Francia y Europa.

Sigue leyendo

REVOLUCIÓN Y RELIGIÓN – 1ra parte

Autor: Jose Luis Uribe Fritz

comunismo1

“El comunismo científico es la ideología de la clase obrera que tiene como fin producir su liberación”. Esta sentencia fundamental del comunismo, es ampliamente conocida y majaderamente reiterada por los teóricos de las organizaciones de izquierda y sus libelos, desde hace más de un siglo y medio. Sin embargo, desde hace unos treinta años, que ya no se viene escuchando, ni leyendo ni esgrimiendo como argumento de análisis de la contingencia política, salvo en aquellas agrupaciones de izquierda (trotskismo 4ª internacional, stalinistas, maoístas, foquistas-guevaristas, anarco-comunistas, etc.) que se mantuvieron en gran parte, al margen de la renovación ideológica del socialismo y que para efectos prácticos del proceso revolucionario actual, no tienen una mayor influencia. Aunque de una u otra forma se han integrado al proceso revolucionario moderno, desde la periferia del mismo y no en posiciones de vanguardia. Y frente a este raro auto mutismo con respecto a uno de los “dogmas” centrales del socialismo científico, más que preguntar cuánto de esta realidad subsiste como punto de partida de una contingencia preexistente para la izquierda; en el proceso de la aprehensión que obligadamente deben hacer de las “contradicciones político-económicas” que producen a su vez, las “condiciones coyunturales objetivas” de opresión necesarias suprimir para lograr la anhelada e inevitable “liberación” del proletariado; hoy en día, es más apropiado inquirir, sobre qué tipo de liberación se alude; o siempre se ha encubierto mejor dicho; en verdad, bajo esta formulación doctrinaria. Porque es evidente para todo el mundo, pues está en la superficie de la política formal, que ya nadie oye hablar a los “neo” revolucionarios, de “materialismo histórico”, “dialéctica”, “socialismo científico”, “lucha de clases”, “clase obrera”, “conciencia e identidad de clase”, “proletariado”, “solidaridad proletaria”, “desalineación”, “internacionalismo proletario”, “vanguardia del pueblo”, “poder popular”, “explotación capitalista”, “vía revolucionaria de masas”, “insurrección popular” “avanzar sin tranzar”, ni de eliminar al odiado “Estado burgués, la democracia burguesa y a la burguesía misma”. En cambio, sí se les oye hablar profusamente, de “tolerancia”, “solidaridad”, “paz”, “no violencia”, “objeción de conciencia”, “derecho a la diferencia”, “organización no gubernamental”, “igualdad”, “diversidad”, “feminismo”, “patriarcado”, “derechos humanos”, “derechos sexuales y reproductivos”, “autodeterminación”, “autogestión”, “empoderamiento”, “ciudadanía”, “revolución ciudadana”, “consejismo”, “movimientos sociales”, “asamblea nacional”, “asamblea constituyente”, “poder local”, “organización horizontal”, “multiculturalismo”, “no discriminación”, “inclusión”, “visualización”, “democracia directa”, “voceros”, “facilitadores” y un largo etc. de neologismos ideológicos, que no guardan una relación directa con la doctrina materialista de explotación-liberación económica que siempre ha sido el sustrato ideológico de la práctica revolucionaria. Más adelante retomaremos este punto para analizarlo en mayor profundidad. Bástenos por ahora hacer notar, primero; que bajo esta maraña de terminología neosocialista, persisten inalterables los cuatro objetivos ideológicos de la revolución: el fin de la religión, del Estado-Nación, de la familia y de la propiedad privada. Y segundo, que frente a este para muchos, ininteligible léxico de nuevas nomenclaturas y conceptualizaciones de neo “paradigmas” ideológicos revolucionarios, cabe representar lo que señala el insigne apologista Católico, el Padre Alberto M. Weiss, que “es muy reducido el número de los que, en las grandes luchas intelectuales, saben darse cuenta de toda la importancia de una palabra.”

Sigue leyendo

TRIDENTE

Fuente: https://moimunanblog.wordpress.com/2016/05/15/el-tridente/

Por Nacho Alday

TRIDENTE 

Las puntas del tridente que la Revolución está usando para destruir los restos de Cristiandad que aún subsisten en Europa son:

1 – El islamismo con sus kalasnikov, cinturones explosivos y masacres. 

2 – Los movimientos de izquierda en alianza con ellos como se ha visto en el caso del nuevo alcalde londinense, un musulmándel partido laborista. 

3 – La anti-iglesia, que aparentando ser la Santa Iglesia, predica a los cuatro vientos la claudicación y el entreguismo, como otrora hizo el obispo Oppas en la Península Ibérica, haciendo que las puertas del viejo continente sean abiertas al enemigo. Bergoglio,como se vio en la isla de Lesbos y con el Premio Carlomagno, se suma así a la yihad de una manera muy eficaz. Es exactamente lo opuesto a lo que hizo San Pio V convocando la Cruzada de Lepanto.

Stalin: la mujer como instrumento

Fuente: http://gaceta.es/noticias/stalin-mujer-instrumento-12072015-1155

Stalin era primario y elemental en materia de sexo, tosco y despótico en materia de afectos, su recorrido sentimental acabó lleno de sangre, como todo en su vida.

Por José Javier Esparza

Lenin era un materialista; quizá sentimental, pero sin el menor asomo de romanticismo ni de pasión. Mussolini era un amante volcánico; nada romántico, pero puramente pasional. Stalin no se parece ni al uno ni al otro: primario y elemental en materia de sexo, tosco y despótico en materia de afectos, su recorrido sentimental acabó lleno de sangre, como todo en su vida.

Poru origen, bastante mísero, Stalin se parece más a Mussolini que a Lenin: nace en la Georgia rusa, pobre y atrasada, hijo de un zapatero alcohólico que le cubre de golpes mientras la madre, quieta, mira sin actuar. Pero Stalin no afronta esa desdicha con el valor personal de Mussolini, sino que el alma se le va llenando de una suerte de resentimiento universal. Tan sumiso como necesitado, Stalin ingresa en el seminario teológico de Tiflis para hacer carrera religiosa; pero, siempre resentido, allí repudia a Dios padre igual que antes había repudiado al zapatero borrachín. Toda esa lamentable sordidez se prolonga con su matrimonio: se casa en 1903 con una joven georgiana, Ekaterina Svanidze, una muchacha convencida de que ha nacido para servir y que de hecho le sirve como una esclava. Esta primera esposa muere en 1907, apenas cuatro años después, dejándole un hijo: Jacobo. Stalin, según parece, les tenía afecto, pero la muerte de Ekaterina no le turbó: ya entonces estaba entregado en cuerpo y alma a la revolución, o mejor dicho, al poder. Y ninguna de las mujeres que desde entonces van a cruzarse en el camino de Stalin dejarán de ser simples instrumentos de su ambición.